Inteligencia emocional y sentido del humor en la pareja

Fecha publicación: 03/12/2014

Escrito por Marisol Llavero. Psicóloga Clínica

SENTIDO DEL HUMOR

Capacidad para interpretar la realidad y percibir las relaciones con frecuentes ocurrencias, mostrar el lado divertido, irónico de las personas, ideas o cosas y comunicarlas de modo que provoquen risas o sonrisas en los demás, aunque pudiera reservarlas para sí. Capacidad para captar, comprender, apreciar y responder a las ocurrencias, situaciones y sugerencias divertidas o irónicas del otro.

Relación entre La Inteligencia Emocional y El Sentido del Humor

En este caso nos referimos a cómo poder utilizar el sentido del humor, como pasatiempo sano, solo o en compañía, y también con el propósito de ayudarnos a nosotros mismos, a nuestra relación de pareja y a los demás, en ocasiones con cierto valor terapéutico, y para ello es necesario e imprescindible el utilizar la IE.

“El humor lúdico” es definido por muchos estudiosos como la predisposición a encontrar el lado humorístico de lo que va poniendo la vida por en medio. Una aptitud a tomarse las cosas por el lado bueno. Esta visión optimista del mundo es necesaria para que le saquemos provecho cómico a muchas situaciones conflictivas en la convivencia con nuestra pareja.

“El humor negro” puede ser eficaz desde el punto de vista terapéutico por ayudar a la destrucción o admisión de aspectos oscuros de la vida. El humor negro está vinculado a temas considerados tabúes en nuestro entorno, como aquellos que es impensable poder reír, por ejemplo la muerte, la enfermedad, la guerra, etc. La utilización del humor negro nos permite defendernos de situaciones que nos dan miedo. Sin la ayuda del humor muchas veces nos encontraríamos angustiados en situaciones difíciles, insoportables.

Si queremos que el humor nos ayude al desarrollo psicológico, tenemos que estar muy atentos a las situaciones cotidianas, y así poder encontrar en ellas, la parte cómica y nos ayude a buscar soluciones diferentes a las que habitualmente encontramos, y que a veces nos resultan poco válidas. De esta forma también ayudamos a nuestra pareja a indagar, con alegría, otros remedios.

La risa es patrimonio del hombre, y el hombre es el único animal que tiene conciencia de vida. Por lo tanto “la risa” significa alegría de vivir y es la manifestación de los estados positivos, de los estados de buen humor. No se conoce ninguna cultura humana que carezca de él, aunque  su calidad sea diferente y lo que suscita respuestas humorísticas varíe de una sociedad a otra y de una época a otra. Es bueno practicarlo en pareja.

El hombre comienza a reír desde muy temprano. El bebé se ríe, más o menos, a los cuarenta días

EL SENTIDO DEL HUMOR ABARCA CUATRO DIMENSIONES:

  1. Creación o generación del humor: conjunto de estrategias y habilidades que podemos utilizar para percibir relaciones de forma peculiar (frecuentes ocurrencias, mostrar el lado divertido, cómico, e irónico de las  personas, ideas o cosas). Podemos comunicarlas de forma que provoquen risas o sonrisas a tu pareja.
  2. Apreciación del humor y disfrute de la vida: Cuando disfrutamos riendo, podemos considerarnos alegres. Somos capaces de crear humor y hacer reír a los demás. Utilizamos estrategias y habilidades para tomarnos la vida en serio, pero con “toques de humor”, como: pensar en positivo, apreciar y disfrutar de las situaciones cotidianas o de lo que se hace, aunque sea rutinario o poco agradable. Aprendemos a disfrutar juntos.
  3. Afrontamiento optimista de los problemas: Podemos usar el humor para hacerle frente a la vida. Usar nuestras  capacidades y  habilidades, para afrontar fracasos, dificultades o contratiempos sin hundirnos, para mantener el optimismo a pesar de las preocupaciones, para encontrar salidas con humor en situaciones negativas, para reírse en los malos momentos…
  4. Establecimiento de relaciones positivas: Cuando desarrollamos estrategias y habilidades que tenemos para relacionarnos y comunicarnos más eficazmente con nuestra pareja,  mediante el humor.

Reconociendo, que hay una relación directa entre lo que pensamos, sentimos y cómo nos comportamos, podríamos decir que un BUEN SENTIDO DEL HUMOR, está provocado por:

CONSECUENCIAS FAVORABLES DEL SENTIDO DEL HUMOR EN EL PENSAMIENTO. DE ESTA FORMA SE FAVORECE LA APARICIÓN DE EMOCIONES POSITIVAS, Y REPERCUTE POSITIVAMENTE EN EL ESTADO DE ÁNIMOY LA SALUDFÍSICA Y POR LO TANTO EN LA RELACIÓN DE PAREJA. PA RA LOS DOS ES COMO UNA INYECCIÓN DE ÁNIMO Y ESPERANZA.

  1. El juicio tiende a ser más benévolo, tanto con uno mismo como con tu compañero/a. El humor enseña a las personas a ser menos arrogantes y por lo tanto más humildes.
  2. El hecho de estar contentos provoca que nos vengan más fácilmente a la memoria recuerdos anteriores de cosas buenas, con lo cual vamos consolidando nuestro bienestar, y el bienestar con el otro
  3. Los estados de ánimo positivos generan nuevas formas de pensamiento más flexibles, menos rígidos.
  4. Con un pensamiento positivo es más fácil ser más creativos e imaginativos, generar respuestas novedosas que permitan ver un problema más objetivamente y encontrar una solución más efectiva.
  5. Se tiene mayor agilidad en la toma de decisiones y menor número de dudas, así como una mayor perspectiva de la realidad.
  6. El optimismo es un factor moderador. Sirve de motivador, promoviendo conductas concretas preventivas en relación con la solución de un problema. Por ejemplo, buscando apoyos sociales (en personas de confianza, amigas o en profesionales), o intentando resolver la situación de forma activa. En definitiva, el optimismo es una plataforma para no quedarse parado, sin hacer nada ante un problema.
  7. El humor y la risa pueden reducir los efectos fisiológicos del sufrimiento.
  8. El humor ayuda a relacionarse con los otros de manera más distendida y alejarse de un excesivo individualismo.
  9. El humor ayuda  a superar el miedo al ridículo. Si queremos evitar  que nos tomen a guasa, podemos empezar por reírnos de nosotros mismos: el humor actúa como un remedio ante la timidez.
  10. El humor relativiza la realidad. Cuando buscamos diferentes perspectivas a todo aquello que nos hace la vida complicada, es probable que encontremos una ventana desde donde burlarnos de la opresión y solucionar los conflictos.
  11. El humor favorece la adaptación al cambio, hasta podemos expresar ideas no gratas al receptor sin que este se sienta molesto. No las habrían admitido o descubierto, si se hubieran expresado con rigidez o severidad.
  12. Ayuda a rebajar el sentimiento de frustración que provoca la percepción de nuestras propias limitaciones, y suavizar la autocrítica.
  13. Podemos utilizarlo para interrumpir el dolor emocional, pidiendo tiempo a la tristeza o ansiedad.